La identidad ha sido interpretada de muchas maneras pero no es:

  • La línea gráfica de tu empresa, ni su logo o símbolo característico.
  • La publicidad de sus productos o servicios.
  • Los productos o servicios más reconocidos, ni sus marcas.
  • El nombre o razón social de tu marca

Es mucho más que todo eso. Agrupa muchos activos intangibles que la moldean. La identidad comprende lo que una empresa es en el presente, cómo nació y cómo ha ido cambiando en el tiempo. Hay que tener en cuenta que la identidad puede y debe cambiar en el tiempo de acuerdo al contexto en el que se desenvuelva. 

La identidad está compuesta por:

Rasgos culturales:

  • Misión/Visión
  • Principios/Valores
  • Filosofía
  • Historia
  • Reputación
  • Clima laboral
  • Cultura
  • Procesos
  • Responsabilidad Social Corporativa
  • Comportamiento
  • Normas

Rasgos físicos:

  • Logo, tipografías, símbolos, etc.
  • Manual de identidad visual

En conclusión, la identidad corporativa es la suma de los rasgos culturales y físicos que componen a una empresa. Estos elementos son empresariales, operacionales, organizacionales y de comportamiento que son compartidos por todos los colaboradores (en todo el rango de posiciones) de una empresa. Esta identidad es la que la comunicación corporativa comunica a sus públicos objetivo y que la hace que la empresa se diferencie de sus competidores en un mercado en el que cada empresa dice ser diferente. 

Leave a Reply